V e r s i t a l i e, S.L.

 

 

                                           

                                                                                           Translation Services MENU

Metodología

 

Las claves para que un proyecto de traducción resulte satisfactorio requiere de una correcta organización y del concienzudo seguimiento de cada fase del proyecto, así como de la aplicación exhaustiva y responsable de una cuidada metodología.

 

 

 

Análisis del proyecto

 

 

image

Tras la recepción de una solicitud de presupuesto, procedemos a examinar las exigencias específicas del proyecto (contexto, público al que va destinado, volumen, número de palabras, plazo de ejecución, formato de origen y destino, etc.), para posteriormente determinar los recursos que serán necesarios a fin de garantizar la excelencia de nuestro trabajo.

En función del resultado de dicho análisis, se prepara un presupuesto preliminar, se elabora una metodología y se establece un calendario de plazos.

 

Inicio del proceso de traducción

 

image

Confirmada la aprobación del presupuesto por parte del cliente, iniciamos el servicio, siempre en continuo contacto y atendiendo sus necesidades y todas aquellas observaciones que pudieran plantearse.

Se establece entonces un plan de trabajo y se asigna la traducción al traductor o equipo de traductores especializados, indicando claramente las pautas o instrucciones particulares para la traducción. El traductor o equipo de traductores asignados, además de tener un amplio conocimiento lingüístico y cultural del idioma del texto original, traducen siempre hacia su idioma materno y son especialistas en el área temática objeto del encargo.

Para determinados proyectos y en aquellos casos en los que así lo requiera el cliente, es posible utilizar programas de traducción asistida por ordenador (herramientas TAO). Estas herramientas integran una memoria de traducción (base de datos) que nos permite elaborar glosarios terminológicos y adaptar las traducciones al vocabulario específico del cliente. De esta manera se garantiza la coherencia del texto traducido al servir, dichas memorias, como fuente de consulta de traducciones previas.

Finalizada la traducción, ésta pasa por un estricto control de calidad en el que se procede a la revisión comparativa del texto (verificando la coherencia terminológica, el estilo, formato, etc.) y su posterior lectura final.

 

Entrega final y evaluación del proyecto

 
image

Una vez concluido el control de calidad, se procede a la entrega de la traducción al cliente, activándose un protocolo de seguimiento en el que tomamos buena nota de las observaciones, sugerencias o de las ulteriores modificaciones a implementar que nos permitan garantizar la calidad final del producto y la máxima satisfacción del cliente.

Los datos obtenidos, tanto a nivel de observaciones por parte de los clientes  como los facilitados durante el control de calidad, se analizan conjuntamente con los traductores implicados en el proyecto para obtener conclusiones, corregir posibles desajustes en el proceso y diseñar, desarrollar e incorporar nuevas medidas en nuestra metodología que nos permitan mantener una dinámica de mejora continua.

 

 

 

 

 

Seguimos la normativa europea relativa a la traducción (UNE-EN-15038). Esta norma establece los requisitos que deben cumplir los proveedores de servicios de traducción para prestar un servicio de calidad.

 

 

 

Para lograr los objetivos marcados es muy importante establecer una línea de comunicación clara y definida con nuestros clientes para determinar las pautas a seguir en el proceso de traducción, sus expectativas y enfoque; es decir, tono, terminología técnica, preferencias personales, etc.

 

TRADOS STUDIO 2017